Al capitán Arévalo lo colgaron de un árbol para torturarlo, cuenta Tamara Sujú

Tamara Sujú , abogada venezolana y embajadora por los Derechos Humanos relató este martes cómo fue la tortura que sufrió el capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo en manos de funcionarios de la Dgcim.

Durante el programa Aló Buenas Noches, Sujú sostuvo que este asesinato no sólo demuestra el carácter criminal de la tiranía que esta sufriendo Venezuela si no que también es un mensaje muy claro para las fuerzas Armadas.

“Tengo testimonios nuevos de personas que me han dicho que cubanos están interviniendo directamente en las torturas. Me cuentan que al capitán Arévalo Lo sacaron de la sede de la Dgcim, los llevaron a un lugar cerca de La Mariposa donde fueron colgados en árboles, y ahí fueron golpeados en la cabeza, en el dorso, la espalda, e jugaban disparándole cerca de los oídos como forma de tortura”, contó la bogada en cmpañía de la periodista Carla Angola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *