Comida por sexo. El drama de la cárceles venezolanas

Así lo destaca el informe presentado po la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet en donde se señala al Sebin, al Dgcim y a la GNB por cometer delitos de violencia sexual contra mujeres y niñas durante su detención.

“Los guardias, así como otros reclusos, ejercen presión sobre las mujeres para que intercambien sexo por privilegios y/o protección. Varias mujeres también dijeron no tener acceso a asistencia médica especializada y, a diferencia de los hombres, no siempre se les permitía salir al patio o al gimnasio. A las mujeres detenidas por motivos políticos a menudo les denegaron las visitas”, dice el informe de Bachelet.

Uno de los casos más emblemáticos es el de la jueza María Lourdes Afiuni, una presa política del fallecido Hugo Chávez. Una historia que perturbo a la expresidenta chilena y que relata los horrores que vivió durante sus 10 años de prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *