Contundente mensaje del Vicepresidente del TSJ a Venezuela

Estimados Magistrados:
Todos, absolutamente todos nos presentamos con las credenciales académicas y morales para ejercer el norte de esta profesión: La Justicia, ese valor ancestral de los doctrinarios que sirvieron de guía para formar nuestra preparación profesional y que es pilar fundamental del Derecho

Ninguno de nosotros pudo imaginar que esas legítimas y genuinas aspiraciones serían el inicio de una persecución, el destierro, la separación de familias y el camino más duro que nos habría de corresponder transitar

Hoy es un día de encuentro, la remembranza del momento que nos cambió la vida, el 21 de julio es el día de la reivindicación de los magistrados en Venezuela, porque es el momento en que el régimen demostró el terror que representaba la constitución de un Poder Judicial probo, conocedor del derecho, imparcial y efectivo, para sus miserables intereses.

Nuestra persecución es la evidencia del miedo que invadió al régimen al entender que para ellos la justicia dejaría de ser corrompida, para restablecer los derechos de los venezolanos y hacer que la ciudadanía recuperase la confianza en el sistema.

Mi reconocimiento a todos, Miguel Ángel, Elenis, Cioly, Zuleima, Luis Manuel, Gustavo, Gabriel, José Fernando, Ramsis, Manuel, José Luis, Álvaro, Domingo, Rommel, Ifill, José Sabino, Rafael, Rubén, Pedro, Beatriz, Cruz, Milton, Ramón, Luis María, mi agradecimiento a nuestras familias que sacrificaron todo cuanto tenían por apoyarnos.

A nuestros amigos que no nos han olvidado en esta perenne añoranza de nuestra patria. Mi sincera gratitud a cada uno de los países que nos han acogido como segunda patria mientras la pesadilla de la nuestra termina. Espero en Dios nuestros compatriotas sepan entender el alcance de nuestra situación

Mi llamado abierto, sin cortapisas a cohesionarnos como lo que somos, a abrir nuestros corazones y profundizar en nuestra misión y les reconoce, -aunque no sea necesario hacerlo-, su valor y responsabilidad para rescatar a nuestro país

Magistrado
Antonio Marval

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *