Críticas a Trump por compartir video supremacista

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartió en su cuenta de Twitter un video de un enfrentamiento entre manifestantes opositores y partidarios de su gobierno en el que un hombre elogia el “poder blanco”. El video estuvo unas horas en la cuenta del mandatario, aunque fue borrado luego de recibir una lluvia de críticas por avivar las tensiones raciales en el país.

La filmación, aparentemente realizada en la comunidad de jubilados The Villages, en Florida, muestra a un hombre que conduce un carrito de golf con los letreros “Trump 2020” y “America First” que grita reiteradamente “poder blanco” con una mano empuñada, un eslogan usado por los supremacistas blancos. “Gracias a la gran gente de The Villages”, tuiteó Trump. “La izquierda radical no hace nada. Los demócratas caerán”.

Ante las críticas, el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere aseguró a la prensa que “el presidente es un gran admirador de The Villages y no escuchó la única declaración hecha en el video”. El vocero agregó que Trump sí vio “un tremendo entusiasmo de muchos de sus seguidores”. La Casa Blanca optó por no responder si Trump condenaba la frase supremacista de su seguidor.

Historial de declaraciones racistas

El video de The Villages provocó una reacción inmediata en las redes sociales, y los aliados de Trump fueron presionados para que se refirieran a él en los programas de entrevistas del domingo por la mañana. El único senador negro del Partido Republicano, Tim Scott, entrevistado en el programa “Estado de la Unión” de CNN, calificó el video de “ofensivo”.

“Creo que es indefendible. Deberíamos eliminarlo. Eso es lo que creo”, dijo Scott, quien agregó que “ciertamente el comentario sobre el ‘poder blanco’ es ofensivo”. También en CNN, el secretario de Salud de Trump, Alex Azar, afirmó que no había visto las imágenes ni el tuit. “Pero, obviamente el presidente, su administración o yo mismo jamás apoyaríamos la supremacía blanca o discriminaciones de ningún tipo”, declaró.

Trump ha sido acusado de racismo por sus ataques a legisladores negros y por decirles a parlamentarias afrodescendientes que deberían “volver y ayudar a arreglar los lugares completamente quebrados y plagados de crimen de donde vinieron”. En junio de 2017, refiriéndose a los enfrentamientos entre neonazis y antirracistas en Charlottesville, Virginia, el presidente había declarado que había “personas muy buenas de ambos lados”.

Con información de Dw.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *