Cuba desempolva reformas económicas ante crisis de COVID-19

Con una economía en caída, sin turismo, mayores gastos para enfrentar el COVID-19 y la presión de las sanciones estadounidenses, el gobierno de Cuba empezó a desempolvar reformas económicas pospuestas durante años, se informó oficialmente este jueves (06.08.2020).

La ministra cubana de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feito, anunció en la televisión estatal, aunque sin precisar una fecha, que se eliminará la lista de 123 actividades permitidas en el sector privado, una medida ampliamente demandada por economistas que abre nuevas posibilidades de negocio a los emprendedores.

Feito explicó que la medida es parte de un conjunto de reformas que se implementarán para el “perfeccionamiento” del trabajo por cuenta propia, y se complementarán con otras políticas que buscan que el salario “constituya la fuente principal de satisfacción del trabajador y su familia”.

Aunque el Estado cubano regido por el Partido Comunista (PCC, único legal) mantiene el monopolio de la economía nacional desde la Revolución de 1959, en la última década amplió el número de actividades que se pueden realizar por cuenta propia.

Crisis preocupante

En el listado vigente -en vigor desde 2018- el número de actividades permitidas es de 123, en su mayoría relacionadas con restauración en hostelería, transporte y arrendamiento de vivienda.

Economistas cubanos y el propio sector privado llevaban años reclamando la eliminación de la lista de actividades permitidas al considerarla un lastre para la economía del país, que atraviesa una cada vez más preocupante crisis agravada por las últimas sanciones de Estados Unidos y la caída del turismo por la pandemia del coronavirus.

Es de esperar que se mantengan vetados a la iniciativa privada sectores estratégicos para el Estado cubano como los de la salud, la educación, las telecomunicaciones, la prensa y la defensa. El gobierno eliminó recientemente las restricciones al dólar para amainar la crisis económica.

Actualmente la mayoría de trabajadores cubanos desempeñan su oficio en el sector estatal, donde el salario medio apenas llega a 45 dólares al mes.

Por su parte, el sector privado, que aglutina a más de medio millón de “cuentapropistas” que generan aproximadamente un tercio de los puestos de trabajo en el país, se ha visto especialmente golpeado por la pandemia, al desaparecer el turismo y reducirse drásticamente el número de clientes en sus negocios.

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/