Demócratas responden al discurso del Presidente Donald Trump

Reportaje La Voz de América

En su respuesta al discurso del presidente, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, acusaron al presidente de tergiversar la situación en la frontera, y le instaron a reabrir los departamentos del gobierno cerrados, para que cientos de miles de trabajadores federales puedan cobrar sus salarios.

Pelosi aseguró que el presidente había “elegido el miedo” en vez de los hechos, “y el hecho es que: el presidente Trump debe dejar de mantener como rehenes al pueblo estadounidense, debe dejar de crear crisis, y debe abrir el gobierno”.

Agregó que concordaban en la necesidad de asegurar las fronteras, “al mismo tiempo que honramos nuestros valores”, pero aseguró que las mujeres y niños en la frontera no son una amenaza de seguridad, “son un desafío humanitario”.

El senador Schumer también instó al presidente Trump a continuar las conversaciones después de reabrir el gobierno porque “no hay excusa para lastimar a millones de estadounidenses por diferencias políticas”. Apuntó que la democracia estadounidense no funciona así, “no gobernamos con rabietas”, dijo.

Acusó a Trump de usar “el telón de fondo de la Oficina Oval para crear una crisis, atemorizar y distraer la atención de la confusión en su administración”.

“Podemos asegurar nuestras fronteras sin un caro e ineficiente muro. Y le damos la bienvenida a inmigrantes y refugiados legales sin comprometer nuestra seguridad”, indicó el senador.

Finalizó señalando que: “el símbolo de EE.UU. debe ser la Estatua de la Libertad, no un muro de 30 pies”.

La mayoría demócrata en la Cámara de Representantes aprobó una medida para abrir el gobierno, pero se niega a incluir en ella fondos para la construcción del muro en la frontera con México.

El presidente ha anunciado un viaje a la frontera sur, el jueves, con el fin de continuar la presión por los fondos para el muro.

Lea: Casa Blanca: Trump viajará a la frontera sur de EE.UU.

El Senado de mayoría republicana se ha negado a considerar o poner a votación la medida aprobada por la Cámara Baja. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, ha dicho que no pondrá a voto ninguna medida presupuestaria que el presidente Trump no apoye.

Medios estadounidenses afirmaron el martes que el vicepresidente Pence ha sido llamado reiteradamente al Capitolio para evitar deserciones de senadores republicanos preocupados por el cierre del gobierno, que comenzó hace 18 días.

El presidente ha discutido la idea de declarar una emergencia nacional para que pueda avanzar con la cuestión del muro fronterizo sin necesidad de obtener la aprobación del Congreso para los 5.700 millones de dólares que pidió. Sin embargo, no mencionó eso en su discurso del martes.

El cierre parcial del gobierno llega a su 19vo día el miércoles, lo que lo convierte en el segundo más largo de la historia. Cientos de miles de trabajadores federales no reciben su sueldo y las interrupciones en el gobierno están afectando las vidas de los estadounidenses.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *