Desnutrición y violaciones reiteradas a la libertad de expresión en Venezuela expone Bachelet en su primer discurso

La expresidenta chilena, y también Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, dio este lunes su primer discurso ante la organización y confirmó que desde junio se están recibiendo denuncias  sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela, así como  detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión en ese país.

“El gobierno no ha mostrado apertura para una rendición de cuentas genuina”, indicó Bachelet en referencia a las violaciones de los derechos humanos que documentó la ONU durante las protestas masivas del pasado año en Venezuela.

La funcionaria comentó la importancia de ayudar a los países de la región que están atendiendo el éxodo masivo de venezolanos, como Colombia, Perú y Ecuador; a la vez que recordó que es importante  proteger los derechos humanos en toda circunstancia.

Utilizó el reporte de la ONU del pasado mes, donde afirman que  2,3 millones de venezolanos  han huido del país hasta el pasado 1 de julio, lo que equivale al 7 % de la población total.

Recordó que las principales razones han sido “la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica”, así como “la inseguridad y la persecución política”.

Aseguró que el éxodo, en vez de disminuir, como dice el régimen venezolano, va en aumento y la cifra diarias de venezolanos entrando a Brasil lo confirma: 800 migrantes cada 24 horas, 4.000 en el caso de  Ecuador  durante  la primera semana de agosto, y  50.000 recibidos por Colombia en un periodo de tres semanas en julio.

Las agencias internacionales destacaro que en el discurso original de Michelle Bachelet , el cual fue entregado a la prensa,  contenía párrafos sobre Venezuela que finalmente la funcionaria no pronunció ante los diplomáticos.

“Cuando se abre esta sesión, el creciente número de personas que huyen de Venezuela y Nicaragua demuestra una vez más la necesidad de defender constantemente los derechos humanos”. “Es urgente ayudar a los Estados de acogida a resolver los numerosos problemas que provocan estos movimientos”.“Pero también es fundamental abordar las razones por las cuales la gente se va” del país, afirma Bachelet, y pide al Consejo que tome “todas las medidas disponibles para hacer frente a las graves violaciones de los derechos humanos” en Venezuela y Nicaragua.

 

 

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *