En medio de protestas Trump visita a víctimas de tiroteo

En El Paso, en la frontera con México, la pareja presidencial visitó el Centro Médico Universitario donde atendieron a las víctimas heridas luego de que un hombre que había publicado un documento antiinmigrante en línea mató el sábado a 22 personas, la mayoría de origen hispano, en una tienda de la cadena Walmart. Los Trump agradecieron al personal de rescate y médico por su labor.

En un parque cercano, cientos de manifestantes, algunos con carteles que decían: “Trump es racista”, “Amor por odio” y “¡Envíalo de vuelta!”, se reunieron bajo un sol abrasador para condenar al mandatario y su presencia en El Paso.

A su llegada al aeropuerto internacional, el mandatario fue recibido, entre otros, por los senadores Ted Cruz y John Cornyn, y a pesar de la gran presencia de prensa, no realizó ninguna declaración.

Sin embargo, el senador Cruz, en declaraciones para Univisión, indicó que era momento de “sanar” y que el país tenía que “mantenerse unido”. “Ningún partido tiene el monopolio del odio”, agregó, refiriéndose a las acusaciones de que la retórica del presidente afecta o influye en estos ataques.

El ataque de El Paso está siendo investigado como terrorismo doméstico y crimen de odio, dirigido específicamente hacia inmigrantes e hispanos.

Fue la segunda parada del mandatario en el día. Más temprano, Trump estuvo en Dayton, Ohio, donde – 13 horas después de la masacre en Texas – otro atacante abrió fuego contra una multitud matando a 9 personas.

En Dayton, la pareja presidencial visitó el Hospital Miami Valley, donde fue confrontado por manifestantes que gritaban “Haz algo” y “Tú eres el por qué”, además de las propias víctimas, según reveló el senador demócrata Sherrod Brown.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo que el presidente y la primera dama, Melania Trump, visitaron a varias víctimas en sus habitaciones de hospital y otras que habían sido dadas de alta en Ohio, y agradecieron al personal médico por su trabajo.

Con información de La Voz de América 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *