En México, asciende a 79 la cifra de muertos por explosión de un ducto de PEMEX.

La explosión ocurrió en el centro del país, específicamente en la localidad de Hidalgo y fue provocada por una toma clandestina para la extracción de combustible distribuida por la estatal petrolera mexicana PEMEX.

Hasta el momento las autoridades han confirmado más de 80 heridos y 79 fallecidos, cifra que podría aumentar.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, arribó la madrugada de este sábado al sitio de la tragedia y prometió ayudar a los familiares de las víctimas, pero dijo que fortalecerá su estrategia contra el robo de combustible, actividad que se conoce localmente como “huachicol”.

De acuerdo con el gobierno, esta actividad irregular significó pérdidas por unos 3 mil millones de dólares para la empresa estatal en 2017.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *