Honor a los héroes de la pandemia en el Día de Francia

Este martes, como ya es tradición, Francia celebró el Día de la Bastilla, su fecha histórica nacional, con poco menos de la pompa y circunstancia habitual después de la pandemia de coronavirus y respetando algunas restricciones aún vigentes en el país.

Faltaron los tanques y los desfiles de tropas por la Avenida de los Campos Elíseos de París, pero su lugar fue ocupado por enfermeras en sus uniformes blancos, que representaron a los trabajadores de la salud que perecieron en los días más oscuros de la pandemia.

Francia también honró a los empleados de supermercados, cajeros, carteros y otros héroes de los trabajos esenciales durante la pandemia.

El presidente Emmanuel Macron, montado en un jeep militar, pasó revista a distancia a grupos de soldados en la Plaza de la Concordia, mientras que aviones militares Mirage y Rafale dibujaron el cielo de columnas de humo blanco, rojo y azul, los colores de la bandera francesa.

Varios helicópteros transportaron a pacientes convalecientes de coronavirus.

Los trabajadores médicos recibieron un extenso aplauso y un coro militar entonó el himno nacional La Marsellesa al tiempo que las tropas desplegaban una enorme bardera tricolor a lo largo de la plaza.

Fue la primera vez desde 1980 que el desfile del Día de la Bastilla no se celebró en los Campos Elíseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *