Inmigrantes en EEUU sostienen a sus familiares en el exterior

Pese a las dificultades que están afrontando millones de personas a nivel mundial debido a la pandemia del Covid-19, habitantes de Estados Unidos, no han dejado de apoyar a sus familiares en todo el mundo.

Las cifras de las remesas enviadas, superan los niveles del año pasado.

Según información publicada por EFE “El futuro no pinta muy bien, no sabemos qué va a pasar en este país, y si nos echan pues hay que tener algo con qué vivir en México”, dijo Luis Rojas, quien vive en Los Ángeles desde hace 18 años.

El inmigrante mexicano envió este lunes a sus padres en Colima, México, 500 dólares, 200 más de lo que está acostumbrado a mandar. “Hay que aprovechar que el cambio está bueno”, explicó. Por cada dólar que el trabajador de la construcción envió le entregarán a sus padres 22,10 pesos mexicanos.

EL EFECTO TRUMP EN LAS REMESAS

Rojas indicó que sus padres utilizan unos 250 dólares para sus gastos y le guardan el resto.

“Quiero tener ahorros en México porque no se sabe, mucha de la gente que yo conozco está haciendo los mismo”, insistió el mexicano, de 38 años, que no quiso revelar su estatus migratorio.

Diana Bustamante, de 25 años, y oriunda de Chiapas, México, aseguró que el “racismo” que se vive en Estados Unidos impulsa a que los inmigrantes envíen más dinero.

México experimentó un aumento del 10,1 % del envío de remesas entre enero y julio de 2020 con respecto a 2019.

En los primero seis meses de este año los inmigrantes enviaron más de 22.821 millones de dólares, un monto superior a los 20.744,68 millones de dólares de un año atrás, según datos del Banco de México.

La remesa promedio en el lapso de enero a julio fue de 337 dólares, 4,33 % mayor que en el mismo lapso de 2019 -cuando fue de 323 dólares-, y el número de operaciones pasó de 64,14 a 67,64 millones.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pronosticó que la cifra ingresada en remesas este año supondrá un nuevo récord y alcanzará los 40.000 millones de dólares.

EL VIRUS QUE NO PUDO CON LAS REMESAS

Bustamante contó a Efe que aunque tuvo que parar de trabajar en un restaurante de Los Ángeles por la pandemia no ha dejado de enviarle dinero a su abuela, Carmen Herrera.

“Por unos meses no pude mandar lo de siempre pero mandé para comprar despensa y pagar la luz y el gas”, aclaró la joven, que fue criada por su abuela después de que su mamá emigró cuando ella tenía apenas 3 años.

Según la información de ese portal el Banco de México advirtió que las ayudas y la reactivación del trabajo en estados como California y Texas, donde se encuentran el mayor número de inmigrantes mexicanos, hacen parte de los factores en el aumento de remesas que recibe el país.

Pero no todos los inmigrantes han regresado a trabajar ni han recibido estímulos.

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/