José Aguilar: “La crisis eléctrica obedece a un guión de destrucción y de sometimiento de la sociedad”

“La crisis del sistema eléctrico en Venezuela no se resuelve con tuercas y tornillos, eso sería lo más fácil, el problema radica es que la han convertido en un problema de origen político, y es político porque nos afecta a toda la colectividad nacional”, así señaló el ingeniero venezolano José Aguilar, consultor internacional de Generación de Energía y Riesgos, durante su participación en el espacio informativo Global News del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Zulia.

Para este venezolano, especialista en la materia, el caos eléctrico obedece a una agenda política.

“Esto que nos ocurre es adrede, buscando la dominación de la sociedad a través de la falta de electricidad. Eso es lo primero que tenemos que cambiar. No ha sido falta de dinero, porque hablamos de 100 millardos de dólares que han despilfarrado y robado con soluciones inconvenientes, sin atacar el problema de raíz”.

Explicó que para entender el origen de la crisis del sistema eléctrico venezolano, es necesario plantear tres fases. La fase de la era democrática, la era pre Corpoelec y la era post Corpoelec.

“Nos encontramos con un sistema que en otrora fue el mejor de América Latina desde 1950 a 1998, de la dictadura Marcos Pérez Jiménez a la era de la democracia. Allí por 48,254 millardos de dólares, homologados al año 1998, con capitales públicos y privados, le dejaron un sistema eléctrico de vanguardia, no perfecto, pero si perfectible a Venezuela, allí se sabía cuáles eran los problemas y cómo se podían abordar. Al llegar la V República se le dijo que hacer y cómo hacer con el sistema eléctrico, de forma detallada y en un horizonte de 20 a 25 años, pero se dedicaron a sacarle el jugo a la infraestructura, a la sobre exigirla, a negarle el mantenimiento debido y oportuno. Hubo una voraz corrupción que no tiene parangón en nuestra historia eléctrica”.

En la entrevista concedida a la periodista Letty Vásquez, hizo énfasis en la situación crítica que atraviesa Maracaibo, capital del estado Zulia.

“Este 24 de octubre la ciudad de Maracaibo cumple 132 años de convertirse en una de las primeras ciudades de Sur América en tener servicio eléctrico al fundar la primera empresa eléctrica de Venezuela, irónicamente hoy es la ciudad que más sufre, la que menos electricidad tiene, que vive al ritmo de los apagones y al filo de un apagón. ¿Qué sucedió?, que en esta era, en la que ya vamos para 21 años, han dedicado al sector eléctrico 100 millardos de dólares, en el estado Zulia se han dedicado 9 millardos de esos 100. Y a pesar de toda esa cantidad de dinero, tenemos el peor servicio y el mayor atraso. Estamos como si generáramos la misma electricidad que se generaba en 1972, tenemos casi medio siglo de atraso”.

Señaló que en Venezuela se necesita generación, combustible, se necesita una buena administración de los embalses hidroeléctricos, mantenimiento, transmisión, distribución, se necesita una atención decente a los clientes y una gestión comercial decente, “porque la electricidad tiene un costo, pero todo esto se volvió disfuncional”.

La razón para Aguilar es que desde el punto de vista financiero se sobregasto un dinero en el área de generación, con compras inconvenientes de plantas eléctricas.

“Venezuela tiene los megavatios termoeléctricos más caros del mundo, y no eran todos nuevos, muchos de ellos eran usados y se vendieron a sobre precio. La ironía de todo esto es que en lo que más se gastó dinero es lo que menos sirve, quedando la distribución, la fase más cercana a los usuarios, como la cenicienta, la transmisión no se expandió. Derivando todo en un desfase, y una fractura de la seguridad energética del país”.

Fundamentando su explicación en graficas generadas en equipo con el ingeniero Miguel Lara Guarenas, con quien adelanta el plan de recuperación del sistema eléctrico para Venezuela, explicó detalladamente el efecto de la llamada revolución energética.

“En el año 98 se entregó un sistema de casi 20 mil megavatios de potencia instalada, con una disponibilidad de casi 15 mil megavatios y una demanda de casi 11 mil megavatios, dejando suficiente margen para la reserva operativa. Llegó esta revolución y se hicieron de la vista gorda, el país crecía y ellos se fueron comiendo ese margen hasta agotarse en el año 2006, allí ya no había reserva operativa”.

El ingeniero Aguilar continuó su explicación sobre la debacle eléctrica.

“Ellos anunciaron su revolución energética y empezaron a meter megavatios a la carrera, implementaron soluciones improvisadas, se apartaron de la planificación, abusaron del recurso humano y construyeron todo un monopolio, no para proveer electricidad a los venezolanos, sino para usar toda esta infraestructura para una agenda política con un guión de destrucción y de sometimiento a la sociedad, esto no fue al azar fue exprofeso”.

Tres arquitectos del desastre

Para el consultor internacional de Generación de Energía y Riesgos, hay tres actores principales en la destrucción del sistema eléctrico.

“Tres personas funestas para el sistema energético: Ali Rodríguez Araque, Jorge Giordani y Rafael Ramírez. Este trío destruyó todo un acervo, una cultura y borraron nuestras mejores páginas de historia energética, se encargaron de eliminar toda la fortaleza de nuestro sistema energético, petrolero y eléctrico. Porque cuando no se cuida y te apartas de la ética y las sanas prácticas, pues allí viene el desastre, una miseria energética sentada sobre uno de los mayores potenciales petroleros e hidroeléctricos del mundo”.

Apagón informativo

Aguilar refirió a la crítica situación del Zulia que calificó de sumamente grave.

“El retroceso del estado Zulia es realmente espeluznante. Aquí se genera la electricidad que se generaba en el año 72. Hoy dan ganas de llorar. En Los Andes, que también es una zona afectadísima, con todo y sus problemas, se genera mayor potencia eléctrica que el estado Zulia, algo nunca visto en los 132 años de historia de electricidad de la región zuliana”.

La solución del Zulia pasa por arreglar Los Andes, pasa por arreglar el estado Lara y arreglar la mayor planta termoeléctrica como es Planta Centro, señaló este ingeniero venezolano residenciado en Estados Unidos.

“Tiene que haber necesariamente un cambio positivo de gobierno, con gerencia probada y con probidad, que le hable claro a la gente, con transparencia. Pero es que en Venezuela, además de los criminales apagones, sufre de un apagón informativo”, dijo el consultor internacional en Generación de Energía y Riesgos, José Aguilar.

 

Nota de Prensa

 

 

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/