Kate Spade deja un vacío en la moda con espíritu neoyorkino

La diseñadora estadounidense Kate Spade, famosa con sus creaciones coloridas, fue encontrada en su apartamento de Park Avenue, en Manhattan, dejó una carta y se ahorco con una bufanda. A sus 55 años deja una marca multimillonaria de elegantes carteras, coloridas y urbanas, que se convirtieron en un símbolo de estatus para muchas jóvenes estadounidenses y de todo el mundo y representaban la moda al estilo neoyorkino.

Kate Spade fue periodista. En 1993 fundó con su pareja, el publicitario Andy Spade, “una marca alegre, con dosis de retro y nerd, que alcanzó la fama”. Primero fueron las carteras coloridas y luego una línea de ropa, joyas, perfumes, zapatos, ropa de cama, de mesa y de bebé, que terminaba en una línea de papelería, regalos y hogar.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *