La Navidad trágica del tsunami en Indonesia suma 429 muertes

Mientras en buena parte del mundo todos celebraban su cena de nochebuena, con sus tradiciones y alegrías, Indonesia no tenía espacio para esas fiestas. Miles de habitantes caminaban entre los escombros víctimas de un tsunami que arrazó con la zona sin que se activaran las alarmas y que hoy contabiliza 429 personas muertas, 1400 lesionados y 128 desaparecidos.

“Esta es una situación inusual debido a que tenemos un terrible desastre que mató a cientos de nuestras hermanas y hermanos en Banten (…) Así que nuestras celebraciones están llenas de dolor”, dijo el pastor Markus Taekz desde su iglesia Pentecostal Rahmat, reseñan las agencias de noticias en el lugar.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia de Mitigación de Desastres de Indonesia, ha publicado en su cuenta en twitter videos con los restos de las ciudad y las labores de rescate, y reconoció que “la red de boyas de detección del país había estado fuera de servicio desde 2012 a causa del vandalismo y déficit presupuestario”. El presidente indonesio Joko Widodo, prometió reemplazar o reparar todos los equipos de detección de tsunamis.

Hasta ahora hay más de 1600 personas desplazadas, han tenido que solicitar ayuda “urgente” de maquinaria pesada para la localidad de Sumur, una zona de difícil acceso cerca del Parque Nacional de Ujung Kulon que sufrió graves daños y es de las más lejanas. Varios poblados están completamente aislados porque las carreteras están obstaculizadas, lo que hace cuesta arriba las labores de asistencia y rescate. Sin embargo los experto sostienen que por ser un terremoto de origen volcánico no pudo ser detectado por los equipos de alarma.

En pedazos se ven las casas y edificios, madera astilladas y arboles talados por el mar es la gráfica de las costas. Brigadas de militares inspeccionan entre los escombros para identificar fallecidos y rescatar supervivientes.

El tsunami se produjo luego de una erupción y aparente deslave en Anak Krakatau, una isla volcánica que se formó a principios del siglo XX cerca del sitio de la catastrófica erupción de Krakatoa en 1883.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *