Maria Teresa Belandria llega a Brasil para asumir como embajadora de Venezuela

Maria Teresa Belandria es la nueva embajadora de Venezuela en Brasil, designada por la Asamblea Nacional de Venezuela. Su designación fue aprobada por unanimidad.

Su trabajo inicial, se concentrará en las fronteras entre Venezuela y Brasil, para la introducción de la ayuda humanitaria, Belandria destaca que se ha hecho un plan conjunto con el Gobierno de Brasil y las agencias que están proporcionando los insumos, los medicamentos y las fórmulas infantiles. En esta primera etapa se ha dado prioridad a los medicamentos para las personas con problemas de corazón, cáncer, diabetes y para los enfermos renales. El centro de operaciones estará en la ciudad de Boavista y desde ahí se harán las movilizaciones por carretera hasta Pacaraima, desde donde la ayuda saldrá hacia la frontera venezolana.

Belandria agrega que el ingreso de la ayuda humanitaria desde Brasil es “legalmente” por vía terrestres, ante las condiciones topográficas de la zona.

Entrevista de la Deutsche Welle.
¿Está custodiada la frontera venezolana en ese paso fronterizo y esperan resistencia de los militares venezolanos, partiendo de que responden a la autoridad de Nicolás Maduro?

María Teresa Belandria:
Esa frontera siempre tuvo una división de selva del Ejército venezolano. Tanto en el estado Bolívar como en el Amazonas siempre hubo una división de selva que se encargaba de la custodia e integridad del territorio. Pero también estaban los comandos de la Guardia Nacional que tenían otras competencias, como evitar el contrabando de gasolina, vigilar la minería y el transito fronterizo, y hay una oficina de inmigración. Pero, a día de hoy, no sabemos si va a haber un reforzamiento del despliegue militar en la zona. En noviembre de 2018 se produjo un enfrentamiento de la Guardia Nacional venezolana con el ELN por el control de la minería ilegal, que acabó con la vida de ocho guardias, lo que demuestra que es una zona realmente compleja desde el punto de vista de seguridad, porque conviven todos los negocios ilegales relacionados con la minería ilegal, al arco minero, la explotación de oro, coltán y diamantes, debido a lo rica que es la zona en recursos naturales y donde se puede decir casi no hay ley.

¿Podría el ELN evitar la introducción de ayuda si tiene una presencia tan fuerte en la zona y respaldar al Gobierno de Maduro?

No nos sorprendería, pues Maduro delegó al ELN el control de las minas y lo prueban las matanzas de mineros que tuvieron lugar el año pasado, bien reseñadas por la prensa internacional. Unos 28 a 30 mineros perdieron la vida tan solo en un día. Sabemos que fueron ejecutados por grupos irregulares para evitar usar las fuerzas oficiales. De manera que no nos sorprendería que tengamos problemas de seguridad en esa zona. Pero contamos con el apoyo pleno del Gobierno brasileño para que esa ayuda llegue a Venezuela. La prioridad es que la ayuda llegue a los mas necesitados y que cesen el sufrimiento y las muertes.

¿Tienen conocimiento si hay presencia de la FARC en ese paso fronterizo?

Tanto el ELN como las FARC operaban en la zona occidental de Venezuela, entre el corredor fluvial del Orinoco Apure y la zona del Arauca venezolano colombiana. Y otra parte del ELN estaba en la frontera de Táchira y Santander. Sabemos que la presencia del ELN en territorio venezolano es más extensa y que está en la frontera con Brasil. En el caso de las FARC, ya no operan como una guerrilla después del proceso de paz, sino que lo que queda por allí es la disidencia.

¿Cree usted que los militares venezolanos bloquearán el acceso a la ayuda?

Los militares venezolanos no son diferentes a la sociedad. Si algo caracterizó siempre al Ejército es que era una viva representación de los diferentes estratos de la sociedad venezolana, es decir nunca fue elitista, ni de clases ni de castas. Algunos vienen de los sectores más populares y por méritos llegaron a ser oficiales. Ellos están padeciendo el mismo drama de la población que no tiene medicamentos, ni medicinas y sí familiares enfermos a los que no pueden atender por falta de insumos.

Continue leyendo la información en la DW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *