Niños de Venezuela morirán antes de tiempo

Venezuela ha alcanzado un nivel de pobreza y desnutrición que llega a niveles de África, según un estudio revelado por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela 2019-2020 (Encovi), con datos de 2019.

El país es por lo tanto este año el más pobre de América Latina, con el 96% de pobreza, mientras que 79,3% de la población no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos, que puede llegar a rebasar los 500 euros, inalcanzable para alguien que gana el salario mínimo, que se sitúa en menos de dos euros mensuales.

La encuesta fue realizada en más de 9.000 hogares, y sirvió además para ver que el país es el segundo más desigual de la región, detrás de Brasil.

«Para cerrar la brecha de la pobreza extrema harían falta 5.000 millones de dólares al año para financiar un programa focalizado de transferencias, a razón de dos dólares diarios para 6,5 millones de hogares venezolanos», afirmó el sociólogo y director del Proyecto Pobreza de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Luis Pedro España.

La investigación proyecta que el 54% de los hogares consultados se encuentran en el renglón de pobreza reciente y 41% en pobreza crónica.

La pobreza multidimensional (relacionada con indicadores como educación, estándar de vida, empleo, servicios públicos y vivienda) afecta al 64,8% de los hogares y creció un 13,8% entre 2018 y 2019.

El 68 % consumen menos de dos mil calorías por día y más del 70 % de los hogares venezolanos reporta inseguridad alimentaria grave y moderada.

El 30 % de los niños en Venezuela registra desnutrición crónica, según el indicador talla-edad, una cifra comparable con países de África como Nigeria y Camerún, situación que dejará irreversibles secuelas a largo plazo.

El estudio revela que los niños de hoy en Venezuela morirán antes de tiempo, pues quiénes han nacido entre 2015-2020 y siguen viviendo en el país tendrán un promedio de 3,7 años menos de vida frente a la pronosticado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Esto debido a las paupérrimas condiciones y la decadente alimentación de la población.

Venezuela alcanzó los niveles de los países más empobrecidos del mundo y con mayor inestabilidad política. En la actualidad ocupa el segundo lugar, detrás de Nigeria, en cuanto a pobreza y a desigualdad.

La situación en el país suramericano es tan grave que para cubrir la canasta alimentaria en un hogar se necesitan al menos dos dólares al día. Sin embargo, este es el salario mínimo en el país. El ingreso de los venezolanos es de 0,72 dólares al día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *