Preocupación en Florida por repunte de contagios de Covid-19

El estado de la Florida ha registrado, en tan solo 3 días, más de 25,000 casos de coronavirus. Las autoridades sanitarias advierten que no son optimistas al respecto y aseguran que los números seguirán subiendo en los próximos días.

Las razones de esta tendencia radican en la relajación de las normas, la reapertura de negocios y, en muchos casos, el incumplimiento de las medidas de distanciamiento social o no llevar tapabocas.

A eso se le suman las protestas que tuvieron lugar en la ciudad por la muerte de George Floyd, donde cientos de personas tampoco usaron mascarillas y no tuvieron en cuenta las medidas implantadas por los gobiernos.

Hasta el domingo por la noche, el número total de contagios en todo el estado era de 141.075. La situación es más preocupante en el sur de Florida porque el condado de Miami-Dade encabeza el número de positivos con 33.714. En Broward son 14.620 y en Palm Beach 13,389.

Los “puntos calientes” de Miami

Por eso es Miami la ciudad donde están puestas todas las miradas. En una conferencia de prensa que tuvo lugar el miércoles de la semana pasada, el alcalde Francis Suárez anunció que tres áreas de su ciudad estaban registrando un gran número de contagios.

“Las áreas con el código ZIP 33125, 33126 y 33142 están registrando un gran número de contagios”, señaló Suárez al tiempo que admitía su preocupación por el alto número de casos positivos, aunque aún no se había alcanzado el máximo diario, que hasta el momento ha sido de 9.585.

Se da el caso, según indicó el propio alcalde en conversación con la Voz de América, que esos “puntos calientes” son zonas donde vive una gran población hispana y de bajos recursos, a la que se le hace “prácticamente imposible” comprar unas mascarillas como medida de protección.

Es el caso de Tomás Chávez, un cubano que estaba haciendo fila en el barrio de la Pequeña Habana para que le entregaran un paquete de mascarillas. Lleva más de 3 meses sin trabajar, desde que comenzó la crisis sanitaria. Explicó a la VOA que prácticamente no tiene para comprar comida y mucho menos para adquirir uno de esos productos que ahora exigen las autoridades.

“Claro que hay necesidad porque la gente como yo, que lleva varios meses sin trabajar, no tiene para comprar. Además, ya he hecho cinco solicitudes (de compensación por desempleo) y no he visto ni un centavo; claro que tengo que venir aquí a hacer la cola”, comentó el hombre, resignado y preocupado, por el aparente rebrote de la COVID-19.

Multas si no se lleva mascarilla

Ante este aumento incesante, el ayuntamiento de la ciudad se ha visto obligado a impulsar un proyecto para distribuir mascarillas en las zonas de mayor contagio y así evitar la propagación.

“Estamos aquí distribuyendo tapabocas para que las personas puedan cumplir con el nuevo requisito”, declaró el edil.

¿En qué consiste ese nuevo requisito? Pues es la obligación de llevar tapabocas en cualquier lugar público de la ciudad de Miami y de muchas otras del condado. como Aventura, Hialeah o North Miami. Si los residentes o visitantes no cumplen con las medidas, se podrían enfrentar a sanciones de hasta 500 dólares.

Con información de VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *