Presidente Trump visitará zonas de tiroteos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abordará el Air Force One este miércoles para visitar El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, luego de dos tiroteos el fin de semana que dejaron 31 muertos y decenas de heridos.

Legisladores locales y residentes se oponen a la visita de Trump, cuando muchos culpan a su retórica y a sus políticas sobre la inmigración por los trágicos sucesos que enlutaron al país.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que las visitas de Trump serían similares a las que realizó a otras comunidades en duelo después de tiroteos masivos, incluidos Parkland, Florida y Las Vegas, Nevada, donde el presidente y la primera dama saludaron a los socorristas y pasaron tiempo con familias de luto y sobrevivientes.

“Lo que quiere hacer es ir a estas comunidades y hacer el luto con ellas, rezar con ellas, ofrecerles sus condolencias y, sinceramente agradecer a los socorristas que arriesgaron sus vidas y fueron capaces de eliminar al agresor rápidamente”, dijo el martes el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley. Agregó que Trump también quiere “tener una conversación” sobre formas de evitar futuros episodios mortales.

Pero las visitas planificadas resaltan la ambivalencia de algunos que cuestionan si Trump, debido a su retórica a menudo incendiaria, tiene la legitimidad para sanar a las comunidades en duelo.

Gidley rechazó el martes las críticas al presidente. “No es culpa del político cuando alguien actúa con su mala intención”, dijo el portavoz de la Casa Blanca.

La alcaldesa demócrata de Dayton, Nan Whaley, dijo que si bien estaba decepcionada con los comentarios de Trump luego de los tiroteos, sin embargo le daría la bienvenida al presidente a su ciudad, con la esperanza de que su visita “agregue valor y ayude a nuestra comunidad”.

En El Paso, algunos residentes y legisladores demócratas locales dijeron que el presidente no era bienvenido y lo instaron a mantenerse alejado. Beto O’Rourke, un candidato a la nominación presidencial demócrata para 2020 que anteriormente representó a El Paso en el Congreso, dijo que los comentarios de Trump condujeron directamente a la masacre del sábado pasado y pidió a Trump que renuncie a su viaje planeado a la ciudad.

Sin embargo, el alcalde de El Paso, Dee Margo, dijo que dará la bienvenida a Trump a la ciudad a su llegada. “Es el presidente de Estados Unidos. Entonces, en esa calidad, cumpliré con mis obligaciones como alcalde de El Paso de reunirme con el presidente y discutir cuáles son nuestras necesidades en esta comunidad”, dijo.

Las visitas presidenciales a las dos ciudades también se producen en medio de los crecientes llamados para que el Senado de EE.UU., controlado por los republicanos, vote sobre la legislación aprobada por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, que incluye verificaciones de antecedentes para todos los compradores de armas, incluidos los que están en Internet o en las exhibiciones de armas.

Medios informaron que han sido planeadas protestas de quienes se oponen a la visita de Trump a ambas ciudades.

Con información de La Voz de América 

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/