¿Qué significa el 11-S para los Estados Unidos?

Un día negro para la historia de los Estados Unidos, sin duda alguna, pero además, la ejecución del más terrible atentado terrorista visto en la historia de la nación. El 11-S significó un antes y un después en la vida de carda ciudadano en Norteamérica. Hoy cuando se cumplen 17 años de aquel trágico hecho, el mundo recuerda cada detalle de ese momento.

Una mañana común pasaba aquel  11 de septiembre de 2001 cuando millones de personas fueron sorprendidas por una  serie de cuatro atentados terroristas suicidas por 19 miembros de la red yihadista Al Qaeda. El mundo se quedó perplejo ante la magnitud de la tragedia, dos aviones comerciales habían sido secuestrados y desviados para chocar contra el Word Trade Center en Nueva York. Imágenes terribles, que le dieron la vuelta al mundo en segundos. Estados Unidos se paralizó ante tal hecho. Las autoridades estaban desconcertadas y los ciudadanos aterrados. Un día que jamás olvidaremos.

Un total de 3016 personas (incluidos los 19 terroristas y los 24 desaparecidos) murieron, más otras  6000 que resultaron heridas. El objetivo de los terroristas se había logrado,  la destrucción en Nueva York de todo el complejo de edificios del World Trade Center y graves daños en el edificio del Pentágono fue la demostración de la vulnerabilidad de la seguridad en los Estados Unidos.

El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines, no alcanzó ningún objetivo al haberse estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes contra el comando terrorista. Tenía como objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington.

Al cumplirse este martes 17  de los atentados que derribaron las Torres Gemelas de Nueva York, aún los restos humanos de más de 1.100 víctimas aguardan por identificación. Tarea que ha asignado a un laboratorio de Manhattan, donde un equipo multidisciplinario continúa incansablemente la tarea, con la ayuda de los últimos avances tecnológicos.

Al menos 22.000 fragmentos humanos hallados en la denominada zona cero fueron ya chequeados, algunos de ellos entre 10 y 15 veces. Sin embargo por lo menos mil no han logrado ser identificados. Hasta la fecha 1.642 de las 2.753 víctimas de los ataques lograron ser  identificadas, mientras que más de mil 100 siguen desaparecidas.

A primera hora de este 11-S familiares de las víctimas y los desaparecidos en los ataques visitan y realizaron, como cada año,  un homenaje póstumo a sus seres queridos. Personas de distintas nacionalidades que sin saber que iban a morir cumplían con su trabajo en un día común en la ciudad de Nueva York, sin saber lo que estaba a punto de ocurrir. Nunca serán olvidados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *