Trabajadores públicos acusan al régimen de Maduro de violar contrataciones colectivas

El aumento del salario mínimo a 1.800 BsS pareciera, por parte del régimen de Maduro, de la implementación de un “tablazo”, es decir, todos los empleados en Venezuela están ganando el mismo sueldo, las contrataciones colectivas de diferentes sectores públicos han sido ignoradas y los pagos no se corresponde con lo que allí se establece en la escala salarial.

Esta situación ha desencadenado una serie de protestas de trabajadores públicos venezolanos v en rechazo a la “violación” de sus contratos colectivos, y para reiterar el pedido de mejoras en las condiciones de trabajo, recursos y servicios.

La grave crisis económica que afecta a Venezuela no ha podido ser solventada por el llamado plan de “recuperación económica”.

Sólo este martes protestaron en Caracas trabajadores del Instituto de Previsión y Asistencia Social para el Personal del Ministerio de Educación (Ipasme), empleados de la Asamblea Nacional, educadores de Mérida y trabajadores de las Empresas Básicas en Bolívar, exigiendo respeto al contrato colectivo.

En Caracas, Los trabajadores del Ipasme, denunciaron el deficiente mantenimiento de los equipos médicos y la falta de insumos para atender a los pacientes.

Los trabajadores de la Asamblea Nacional aseguran que el Ministerio de Finanzas tiene más de un año y siete meses descontando el dinero que les corresponde. “Nosotros vamos a seguir luchando para que se cumplan con las reivindicaciones que han costado sangre, sudor y lágrimas”, manifestó Andrés Rivero del grupo “Defiende tus Derechos”. “Seguimos en protesta los trabajadores de la Asamblea Nacional por la violación de nuestra contratación colectiva y el derecho al pago (…) pretenden pagar 2 meses de aguinaldo cuando lo que está establecido en nuestra contratación colectiva son 6 meses y medio”, destacó Rivero.

Los trabajadores de hospitales públicos denunciaron que no les ha sido cancelado los pagos por horas nocturnas, fines de semana y feriados así como horas extras. “Señor presidente, si le quedó grande el cargo entonces renuncie para que venga otra persona que se aboque a los problemas de los venezolanos”, manifestó una representante del sindicato de trabajadores de Hospitales y Clínicas, destacaron que también tienen que lidiar con la falta de productos de limpieza o la escasez de medicinas.“No tenemos papelería, no tenemos inyectadoras (jeringas), no tenemos recipes (recetas), o sea estamos trabajando con las uñas”, dijo la enfermera Luna Gleisida.

En Mérida, los Educadores de la entidad hicieron un pancartazo en defensa de la contratación colectiva, el periodista Jesús Quintero, compartió imágenes de la movilización, donde se observa a un grupo de trabajadores que caminan por una calle de la entidad mientras sostienen pancartas con mensajes alusivos a su protesta. “Respeto a la profesión docente. Homologación ya. Sí al contrato colectivo”, se lee en una de ellas.

En Bolívar, los empleados de las empresas básicas lleva varias semanas en la calle denunciando falta de pagos e irrespeto a la escala salarial, llevan 28 días sin cobrar un salario y son perseguidos por funcionarios policiales. “Presidente, usted está pidiendo mano para el diálogo, nosotros también le tendemos la mano para que venga al diálogo y usted nos responda sobre eso, porque usted fue el causante de lo que está pasando en toda Venezuela”, dijo el sindicalista de la empresa estatal Ferrominera del Orinoco, Omar Marcano.

Los trabajadores de CVG Alcasa se concentraron en ciudad Guayana para exigir respeto al tabulador salarial, quemaron cauchos y los colocaron en la vía para impedir en tránsito de vehículos.

Desde el mes de junio, las protestas vienen desde los trabajadores públicos y personas que dependen de la atención del Estado. En ambos casos no se han dado respuestas y no se ven mejoras. Ninguna autoridad ha manifestado intención de responder a estos pedidos.

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/