Trump: “Quiero que la gente vote, pero tendrán que ir a una cabina de votación”

El presidente Donald Trump rechazó este jueves destinar fondos adicionales al Servicio Postal de Estados Unidos, que afronta el reto de tener que gestionar millones de papeletas de cara a las elecciones de noviembre ante el temor de muchas personas de acudir a los centros de votación debido al coronavirus, y sostuvo que los ciudadanos deberán votar en persona “como solían hacer”.

“No digo que haya nada malo con votar. Quiero que la gente vote, pero tendrán que ir a una cabina de votación, como solían hacer”, declaró el mandatario durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.

El presidente Trump emprendió hace semanas una cruzada contra el voto por correo ya que, asegura, dará pie a unas elecciones “amañadas”. Por contra, la oposición quiere incluir una partida de 3.500 millones de dólares para el servicio postal con el propósito de que pueda hacer frente al incremento de trabajo que conllevaría una campaña masiva de voto por correo.

“Tendrán que sentirse seguros, se sentirán seguros y nos vamos a asegurar de ello”, dijo Trump al ser preguntado sobre el temor que siente la población ante la idea de tener que depositar sus boletas en persona. “Y no nos vamos a tener que gastar 3.500 millones de dólares para hacerlo”.

El presidente Trump ha expresado en reiteradas ocasiones su rechazo al voto por correo. Debido a la pandemia, cada vez más ciudadanos están mostrando interés en esta opción. El mandatario insinuó esta semana que sería conveniente retrasar las elecciones hasta que el brote de covid esté controlado.

Trump aseguró que su postura no se debe a “ninguna razón” política, sino que solo quiere asegurarse de que se celebre “una votación precisa”.

“Necesitamos unas elecciones honestas y si no van a ser honestas, la gente debe sentarse y pensar larga y concienzudamente sobre ello”, declaró, dando una vez más a entender que podría ser conveniente aplazar los comicios.

Por último, Trump hizo referencia a un reciente informe del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad (NCSC, por sus siglas en inglés) que señalaba que Rusia, China e Irán están intentando influir en el proceso electoral, mediante campañas de desinformación y acciones para desacreditar a los candidatos.

De acuerdo con el presidente, le sería “muy fácil” a estos países interferir en las elecciones en caso de que la gente vote por correo, aunque no explicó cómo, ya que todos las papeletas cuentan con un identificador que las hace únicas.

“Para lo que la gente no se puede preparar es para millones y millones de votos por correo, puesto que pueden ser falsificados, pueden ser interceptados, tomados”, concluyó.

Con información de Voanoticia.com

Sigue nuestra señal EN VIVO

https://evtvmiami.com/noticias-de-venezuela/