Trump retrasa su discurso ante el Senado mientras votan sobre el cierre del gobierno

Reportaje de La Voz de América

El presidente Donald Trump aceptó retrasar su discurso sobre el Estado de la Unión hasta que se logre un acuerdo con el Congreso que resuelva el cierre parcial del gobierno cediendo luego de un enfrentamiento de una semana con la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El mandatario escribió el miércoles por la noche en Twitter: “Con el cierre ya en marcha, Nancy Pelosi me pidió que diese el discurso del Estado de la Unión. Yo accedí. Entonces ella cambió de idea por el cierre, sugiriendo una fecha más tarde. Esta es su prerrogativa – daré el discurso cuando se termine el cierre”, concluyó.

El mandatario dijo en otro tuit: “No hay un lugar que pueda competir con la historia, tradición e importancia de la Cámara de Representantes y advirtió que no estaba buscando una sede alternativa”.

En tanto, el Senado estadounidense está programado para votar hoy sobre los esfuerzos partidistas de la competencia para poner fin al cierre parcial del gobierno federal, pero al parecer ninguna de las propuestas tiene un camino fácil a través del Congreso para llegar al despacho del presidente Donald Trump.

Una de las votaciones de la tarde es sobre una medida republicana que incorpora la demanda de Trump de $ 5.7 mil millones de dólares para la construcción de un muro a lo largo de la frontera de EE.UU. y México, además de reformas de inmigración limitadas. El Senado también votará sobre una propuesta demócrata para financiar al gobierno hasta el 8 de febrero.

Ninguna de las propuestas puede ser aprobada por el Senado sin apoyo bipartidista, y el analista Larry Sabato, docente de la Universidad de Virginia, advierte que la situación es complicada.

“Es difícil ver cómo terminará, pero está destinado a terminar. Y ambas partes tendrán que dar algo. Exactamente lo que darán es solo un signo de interrogación en este momento”, dijo Sabato.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, les dijo a los demócratas: “Es hora de hacer un trato, y afortunadamente, un trato está sobre la mesa. Es un acuerdo para todos los que prefieren reabrir el gobierno, invertir en seguridad fronteriza y obtener más certeza para los beneficiarios de DACA”, dijo.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, tuvo una opinión diferente: “No estamos exigiendo nada. Simplemente abran el gobierno y luego discutámos la seguridad fronteriza”.

El Senado requiere 60 votos para avanzar cualquiera de las medidas en la cámara de 100 miembros. Los republicanos tienen una estrecha mayoría de 53-47.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *