Trump visita por sorpresa las tropas estadounidenses en Irak

Reportaje de La Voz de América

El presidente Donald Trump realizó un viaje sorpresa a Irak, donde visitó a las tropas estadounidense, días después de anunciar el retiro de las tropas de Siria, decisión que reafirmó en esta visita.

Tras dos años de mandato, este se convierte en su primer viaje a una zona de conflicto. Según informó Reuters, el Air Force One aterrizó en la base aérea de Al Asad al oeste de Bagdad después de un vuelo nocturno desde Washington, con la primera dama Melania Trump, un pequeño grupo de ayudantes, agentes del Servicio Secreto, y un grupo de reporteros. La visita duró un poco más de tres horas.

En su cuenta de twitter, el presidente dejó un mensaje acompañado por un emotivo video: “Melania y yo tuvimos el honor de visitar a nuestras increíbles tropas en la base aérea de Al Asad en Irak. DIOS BENDIGA A ESTADOS UNIDOS.!”

The Associated Press informó que Trump le habló a soldados y mujeres estadounidenses en una base en el oeste de Irak. “Ya no somos los tontos, amigos”. “Somos respetados nuevamente como nación”, dijo.

“La otra razón por la que estoy aquí hoy es para agradecerle personalmente a usted y a todos los miembros del servicio en esta región por la casi eliminación del califato territorial de ISIS en Irak y en Siria. Hace dos años, cuando asumí la presidencia, eran un grupo muy dominante, eran muy dominantes. Hoy ya no están tan dominados. Gran trabajo”, afirmó.

También afirmó que sí estaba preocupado por la visita, sobre todo por la primera dama; contó que nunca había estado en un plano tan oscuro con todas las ventanas cerradas y sin luces.

Pero fue enfático en darles las gracias a las tropas: “Vinimos a Al Asad para compartir nuestra gratitud eterna por todo lo que hacen para mantener a Estados Unidos seguro, fuerte y libre”.

“Dejé claro desde el principio que nuestra misión en Siria era despojar a ISIS de sus bastiones militares”, agregó.

Además, señaló que el retiro de 2.000 tropas estadounidense de Siria se puede dar gracias a las ganancias militares de Estados Unidos.

“Hace ocho años, fuimos allí por tres meses y nunca nos fuimos”, dijo. “Ahora lo estamos haciendo bien y vamos a terminarlo”.

Dijo que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acordó eliminar “cualquier remanente” de ISIS que queda en Siria.

Durante la visita, el presidente Trump y la primera dama Melania se tomaron fotos y firmaron recuerdos con miembros del ejército, en el comedor de la base aérea de Al-Asad.

​​La presencia de Estados Unidos en Siria no estaba destinada a ser “abierta”, dijo, y agregó que otras naciones ricas deberían pagar por la reconstrucción de Siria.

“Queremos paz y la mejor manera de tener paz es a través de la fuerza”, dijo Trump a las tropas que vestían uniforme de camuflaje. Afirmó que algunas tropas “ahora pueden regresar a casa con sus familias”.

La decisión de Trump de retirar las tropas enfrenta a las opiniones de sus principales asesores de seguridad nacional y ha despertado muchas críticas; en especial en legisladores, republicanos y demócratas.

Uno de ellos fue el ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, quien renunció tras la decisión de Trump y señaló en una carta que sus puntos de vista no se alineaban con los del presidente.

Trump también ha enfrentado críticas por querer tirar de las tropas de Afganistán donde han estado desde 2001. Quince años después de la invasión de 2003, EE.UU. también tiene aún más de 5,000 soldados en Irak.

La decisión de Siria afectará a las aproximadamente 2.000 tropas desplegadas en dicho país. También, según AP, se dice que el Pentágono está desarrollando planes para retirar hasta la mitad de las 14.000 tropas estadounidenses que todavía prestan servicio en Afganistán.

Después de estar en Irak, el presidente Trump hizo una parada en la Base de la Fuerza Aérea Ramstein, en Alemania, para reabastecerse de combustible y visitar las tropas.

Allí, junto a su esposa, saludó a las tropas estadounidenses; estrechó las manos, charló y posó para algunas fotos. Algunos miembros del servicio sostuvieron los topes de “Make America Great Again” para que Trump los firmara.

Otras visitas

En 2011, como parte de un acuerdo con el gobierno iraquí para retirar Estados Unidos y dar peso a las tropas iraquíes, el presidente George W. Bush es el que estableció la fecha de retiro de Irak. Luego, Barack Obama, siguió adelante con la retirada programada en 2011, a pesar de haber pensado en dejar las tropas en dicho territorio.

Bush visitó Irak en noviembre de 2003 e hizo su primera visita a Afganistán en 2006. Obama también visitó Irak en abril de 2009, en su primer año de mandato y estuvo de nuevo, en 2010, en Afganistán .

El vicepresidente Mike Pence visitó Afganistán en diciembre de 2017; se reunió con los líderes afganos y visitó a las tropas estadounidenses.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *