Unicef trabaja para dar ayuda humanitaria a los más de 2.300 niños que integran la Caravana

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) estima que al menos 2.300 niños son parte de la caravana de migrantes procedentes de Centroamérica con destino hacia la frontera sur de Estados Unidos. Ante esto, explicó que los menores requieren de ayuda humanitaria.

A través de un comunicado, el organismo expresó que esa cantidad de niños llegaron a México entre el 19 y 22 de octubre y todos “requieren de ayuda humanitaria además de protección, salud, higiene y alimentación, para asegurar su protección y bienestar“. Unicef añadió que, en coordinación con organizaciones de la sociedad civil y con las autoridades locales, ha colocado sistemas de agua potable en los lugares donde pernoctan los integrantes de la caravana y ha entregado productos de higiene.

La organización señaló que trabaja con autoridades de la Ciudad de México, organismos públicos y ONG’s en la preparación de un puente humanitario que recibirá a los migrantes cuando lleguen a la capital mexicana.

“Tristemente, estas circunstancias son parte de la vida diaria de millones de niños de la región. Cada día, las familias que se enfrentan a estas duras condiciones, se ven obligadas a tomar la difícil decisión de abandonar sus hogares, sus comunidades y sus países buscando seguridad básica y un futuro mejor“, apuntó el comunicado.
Unicef hizo nuevamente un llamado a todos los gobiernos para que “prioricen el interés superior de la infancia” en la aplicación de leyes migratorias y para que mantengan a las familias juntas.

Reportaje de Te Lo Cuento News con información de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *