Violaciones del régimen fueron expuestas en el 169 período de sesiones de la CIDH

El uso del carnet de la patria, las vejaciones en los centros de reclusión, la discriminación a la comunidad LGBTI, fueron algunas de las exposiciones que se presentaron en el 169 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde también el régimen de Maduro expuso su verdad.

La CIDH presentó en febrero un informe donde describían el deterioro de los derechos humanos en Venezuela, En este periodo de sesiones, ONG’s y Sociedad Civil expusieron nuevas pruebas de cómo se irrespetan a los Venezolanos. Tres audiencias diferentes expusieron la situación en Venezuela: la crisis y sus efectos sobre las personas mayores y comunidad LGBTI, la situación de personas privadas de libertad en contexto de la crisis política y la situación humanitaria y mecanismos de control social.

La Sociedad Civil pidió que se termine la exigencia del Carnet de la Patria para cobrar la pensión o acceder a cualquier otro derecho, por ser considerar que su uso discriminatorio.

Por su parte, Luis Betancourt, representante de la ONG Foro Penal, dijo que 12.480 personas han sido detenidas desde 2014, entre ellas 810 civiles que fueron procesados en tribunales militares, 1.551 son presos políticos, 236 están presos y 7.336 continúan “sujetos a restricciones arbitrarias a su libertad a través de medidas cautelares”.

“Al menos 810 civiles han sido privados de libertad a través de tribunales militares y 72 aun siguen en prisión. Utilizar tribunales militares contra civiles violenta el principio el juez natural y evidencia la falta de independencia y autonomía del poder judicial”, aseguró (…) Demostrando un patrón sistemático generalizado que se traduce en un aproximado de 50 personas detenidas arbitrariamente cada mes y otras 50 liberadas”, dijo Betancourt.

Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, dijo que “Venezuela tiene una crisis económica inmensa. Nuestro producto interno bruto ha caído por 5 años seguidos. Tenemos la inflación más alta del mundo, pero no tenemos acceso a esta información”, y responsabilizó al régimen por no tener control de la inflación.

El régimen, con su vocero ante la CIDH Larry Davoe, se escudó en la excusa de que el Estado Venezolano tiene una situación humanitaria que “se relaciona con las sanciones impuestas por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea al país”, y compara la situación a la intervención de EEUU en la economía chilena a principios de la década de 1970.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *